Lo que Ocurre Una VeZ

09 enero 2006

Llevo a penas tres horas de regreso y me parece que estuve fuera una eternidad que se antojó excesiva. El aire viciado y frío del metro me hizo chocarme con la realidad. Al volver a casa me dí cuenta de que me había dejado olvidada encima de la mesa la ilusión.

3 comment(s):

Yo creo que además de la ilusión, también te dejaste olvidado el buen humor y la sonrisa y todo ese buen rollo que transmites desde Angers. Te lo dice una amiga.
Besos

By Blogger Lolilla, at 10 enero, 2006 10:26  

Es increíble cómo podemos reaccionar. Cuando vivía en Bologna, cada vez que volvía de Buenos Aires, siempre me dejaba olvidada la ilusión también. Con el correr de los años, cuando volvía a Bologna, sentía que había vuelto a casa. Pero no era "casa". Y me di cuenta de que mi casa ya no era ni aquí ni allá. Ahora, ni siquiera estoy en Bologna.
Bueno, a diferencia de mi experiencia, lo de Angers es algo provisorio, así que pedí que te manden la ilusión por correo. Seguro que vas a poder recuperarla.
Besos.

By Blogger Patrizio, at 10 enero, 2006 11:58  

mira bien en los bolsillos... a veces aparece en los lugares mas inesperdados

british kisses

By Blogger nico, at 10 enero, 2006 16:45  

Post a comment

<< Home